Todo lo que tienes que saber sobre la zanahoria

La zanahoria, es una hortaliza que pertenece a la familia de las umbelíferas, también denominadas apiáceas, y considerada la especie más importante y de mayor consumo dentro de esta familia.

De la zanahoria suele decirse que ayuda a broncear la piel y que es buena para la vista, pero más allá de estos efectos, la mayoría de los mortales desconoce la cantidad de beneficios que reporta al organismo.

  • Rica en betacaroteno, también provee dosis destacables de minerales (calcio, hierro, potasio, fósforo) y vitaminas (B, C, D).
  • El hierro que contienen es fácilmente asimilable por nuestro organismo, hecho que las hace recomendables para la anemia.
  • Su consumo regular aumenta el número de glóbulos rojos y hemoglobina en sangre.
  • También, en consumo regular, ayuda a la cicatrización de úlceras gástricas e intestinales haciendo más densa la fibra muscular.
  • Para combatir procesos diarreicos leves ayuda mucho una dieta casi exclusiva de zanahoria durante 2 o 3 días.
  • Se recomienda particularmente en los casos de enfermedades oculares como la xeroftalmía (sequedad y retracción de la conjuntiva, con opacidad de la córnea), la fotofobia (aversión a la luz) y la hemeralopía (ceguera nocturna), lo que queda explicado en la riqueza de vitamina A que presenta esta hortaliza.
  • Por su alto contenido en caroteno, la zanahoria tiene el potencial de prevenir el cáncer. Estudios han demostrado que los riesgos de cáncer en el páncreas de las personas que consumen zanahorias regularmente son mucho menores que en las personas que casi nunca comen este vegetal. El caroteno no sólo protege contra el cáncer, también protege las arterias, el sistema inmunológico y combate las infecciones. Para que el cuerpo absorba mejor el caroteno, es recomendable comer las zanahorias cocinadas en lugar de crudas.
  • Las zanahorias tienen un alto contenido en fibra soluble por lo que son muy buenas para combatir el estreñimiento y reducir el colesterol. La eficacia de la zanahoria para tratar el estreñimiento se hace mayor cuando se combina con repollo.
  • Pero no solo la raíz nos aporta beneficios. Las hojas trituradas se utilizan como diaforéticos y vulnerarlas, es decir que son apropiadas para curar heridas. Aplicadas con miel de abeja sobre las llagas las limpia perfectamente.
  • En forma de cataplasmas, las hojas de la zanahoria son magníficas para curar herpes, quemaduras, inflamaciones flemosas de los dedos, erisipelas, tumores inflamados, etc.
  • Los aromas de la zanahoria estimulan el apetito.
  • Comerla cruda fortalece los dientes y las encías. Ingerir verduras crudas como la zanahoria mejora el riego sanguíneo bucal y evita que las bacterias se adhieran a los dientes. Además, el flúor, presente en alimentos como las zanahorias, espinacas o manzanas, es un mineral fundamental para mantener en buen estado el esmalte dental y evita la aparición de caries.
  • Por su elevado contenido en agua, es diurética y ayuda a la desintegración de los cálculos renales.
  • Rica en potasio y fósforo, es un excelente vigorizante para mentes cansadas y restauradora de nervios.
  • Fortalece las uñas y el cabello, al que aporta brillo.
  • Mejora la calidad de la leche materna. El betacaroteno y la vitamina A mejoran la calidad biológica de la leche materna.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *