¿Qué es lo que se oye dentro una caracola?

Cuando acercamos una caracola a nuestra oreja y oímos el mar, en realidad estamos viviendo una ilusión acústica, pues es evidente que en realidad no podemos estar oyendo el mar.

No es el sonido del mar, sino cualquier perturbación alrededor de la caracola, alguien hablando cerca, un coche pasando o hasta cosas tan suaves como los soplos de aire que golpean suavemente el exterior de las paredes de la concha. Estas perturbaciones hacen vibrar el aire contenido en la caracola y refuerzan algunas frecuencias, que nosotros interpretamos como ruido del mar.

Dado que las perturbaciones externas son fluctuantes, el sonido resultante es similar al de las idas y venidas de las olas en una playa.

En realidad, cualquier objeto semicerrado, como un vaso, por ejemplo, produce un efecto amplificador, como el descrito con la caracola.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *