El origen de la “@”

La mayoría pensaréis que la “@” apareció al mismo momento que la era de internet, pero no es así. Su origen se remonta en el latín.

La “@” tiene sus orígenes en los monjes encargados de copiar libros en latín a mano en la Edad Media. Estos copistas utilizaban “@” (unión entre las letras ‘a’ y ‘d’) para formar la preposición latina “ad”, que significa “hasta” o “hacia”. La preposición “ad” aparecía con mucha frecuencia en estos textos por lo que tenía sentido reemplazarlas por un solo símbolo. Poco a poco, la “@” fue haciéndose popular en otros ámbitos, y comenzó a aparecer, por ejemplo, en las cartas oficiales redactadas en latín antes del nombre de su destinatario.

Uno de los documentos más antiguos que se conocen que contiene una “@” impresa fecha del 4 de mayo del año 1536, y se trata de una carta enviada por un mercader italiano, Francesco Lapi, desde Sevilla a Roma.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *