¿De dónde salen las perlas?

Estamos tan acostumbrados a ver joyería elaborada con estas piezas, que ni siquiera la mayoría de nosotros nos hemos planteado nunca como se obtienen.

 

 

¿Cómo obtenemos las perlas?

Las perlas están compuestas por nácar, y aunque a algunos les parezca insólito, se producen dentro del cuerpo blando de los moluscos bivalvos, alrededor de un cuerpo extraño que consigue entrar en el interior del espacio entre conchas.

Las más conocidas se llaman gemas o piedras preciosas, ya que son las más simétricas y con más lustre, y suelen ser las que se forman en las ostras.

Como hemos dicho, la formación de una perla corresponde al sistema de defensa del molusco, a la entrada de un cuerpo extraño. Cuando este consigue entrar, el animal empieza a cubrirlo con cristales de carbonato de calcio y una proteína llamada conchiolina, formado el material llamado nácar. La formación de una perla puede tardar hasta 10 años.

El valor de una perla se determina en función de 3 aspectos:

  • Forma. Las más deseadas son las esferas perfectas, o las que tienen forma de lágrima.
  • Color. Se encuentran perlas de toda la gama de colores del blanco al negro
  • Talla. Una perla más grande, evidentemente tiene más valor.

Actualmente, el valor de las perlas he disminuido mucho, ya que la mayoría de las utilizadas en joyería son perlas cultivadas cuyo tiempo de obtención disminuye.

Tipos de perlas:

  • Perla australiana
    • Cultivadas en Australia, Indonesia y Filipinas.
    • De agua salada
    • De 9 a 28 mm.
    • Normalmente completamente simétricas.
    • Tiempo de cultivo de 3 a 9 años.
  • Perla de Tahití
    • Cultivadas en la Polinesia Francesa
    • De agua salada
    • Diversidad de colores: gris, verde, naranja, dorada, azul o negras.
    • Tiempo de cultivo de 2 a 3 años.
  • Perla Akoya
    • Cultivadas en Japón
    • De agua salada
    • Forma redonda y simétrica
    • De 6 a 8.5 mm
    • Color del crema al rosado.
    • Perla de difícil crecimiento
  • Perla de agua dulce
    • Cultivadas mayormente en lagos y ríos de China. También en Japón y Estados Unidos.
    • Tiempo de cultivo de 6 meses a 4 años.
    • Cultivadas dentro de mejillones perlíferos
    • De 3.5 a 7 mm
    • Forma asimétrica
    • Mayormente blancas. Ocasionalmente rosadas.
    • Un solo mejillón puede producir de 24 a 36 perlas
  • Perla Mabe
    • Cultivadas en Japón, Indonesia y Australia
    • Perlas hemisféricas.
    • Crecen adheridas al interior de la concha de la ostra, y no en el cuerpo blando como las otras. Es por esto que tienen forma semiredonda, ya que el lado pegado a la concha queda plano.
    • Muy utilizadas en joyería por la facilidad de ocultar el lado plano.
    • Tiempo de cultivo de 6 meses a 2 años
    • Relativamente fáciles de obtener, por lo que su valor es menor al de las perlas redondas.

 

Una de las perlas más famosas es la Perla Peregrina. Descubierta en el archipiélago de las Perlas, en Panamá, el siglo XVI, pasó a manos del rey Felipe II de España, formando parte de las joyas de la Corona de España.

La perla fue encontrada por un esclavo, hecho por el cuál, obtuvo su libertad. Según alguna fuente no confirmada, se cree que la encontro el año 1515. Debido a su rara forma de lágrima y su gran tamaño, se la denominó Peregrina, palabra que en la época, tenía también los significados de “raro, caprichoso o especial”.

Fueron numerosos los cambios de dueño y los viajes que protagonizó esta pieza. La joya permaneció en España hasta 1808, cuando el rey invasor José Bonaparte ordenó enviarla a Paris como presente a su esposa, aunque años después de perder el trono español y el matrimonio, Bonaparte marchó a Estados Unidos con una amante, y la perla.

Cuando murió, la dejó a Napoleón III, quién la vendió en 1848 al marqués de Abercorn. En 1969 la perla sale a subasta en Estados Unidos y es comprada por Richard Burton por 37.000 dólares como regalo a su amada Elizabeth Taylor. En septiembre de 2011 se vuelve a vender junto al resto de joyas de Taylor. Alcanza el valor de venta de 9 millones de euros.

Articulos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *