«Tu cara me suena 7» vuelve «sin miedo al agotamiento»

Comienza la cuenta atrás para el inicio de la séptima temporada de «Tu cara me suena», el concurso español más vendido en el extranjero. Los participantes de esta edición, los cantantes Soraya Arnelas, Carlos Baute, María Villalón y Lola Índigo; los actores José Corbacho, Anabel Alonso, Brays Efe y Jordi Coll y el humorista Manu Sánchez comenzarán a grabar el programa esta semana.

«Este año el casting tiene una magia muy especial por su humor y la habilidad vocal de sus componentes. Todos pasan una prueba de música. No queremos parodias, pero sí lograr esa complicidad del espectador», explica Carmen Ferreiro, directora de entretenimiento de Antena 3. Para demostrar el poderío vocal de los concursantes comenzarán la temporada con un gran número musical a lo Hollywood que evaluará el jurado formado por Lolita, Chenoa, Ángel Llacer y Carlos Latre.

«Lo mejor del programa es lo que no sabemos que va a pasar. Luego se pican y muestran mucho nivel», reconoce Manel Fuentes, presentador del formato. «Habrá sorpresas en cada uno de los programas. El plató es tan grande que me he tenido que poner en forma», bromeaba el presentador sobre su portada en «Men’s Health».

Novedades en la mecánica
«Este año hemos querido reforzar la interacción entre concursantes (siempre hay una energía especial entre ellos), y hemos añadido una casilla en el pulsador que se va a llamar “Te lo robo”. Al que le salga podrá robar el personaje de cualquier otro, sin normas. Y la otra novedad es que podrán intervenir para decidir el ganador cuando, al sumar el voto del publico y jurado, haya empate», puntualiza Laia Vidal, directora de programas de Gestmusic. «Es un formato de humor en el que nos tomamos las canciones muy en serio, porque queremos temas muy espectaculares, queremos puestas en escena brillantes e impactantes. Habrá sorpresas seguro en cada gala», añade la directiva.

Aunque el programa ha cosechado muy buenos datos a lo largo de los últimos seis años, lo cierto es que cerró su última temporada con un ligero declive: 2,2 millones de espectadores y 17% de cuota de pantalla. «No tememos el agotamiento, creemos que una de las cualidades del formato es que cada temporada es muy diferente, porque es un programa muy vivo donde el casting marca la diferencia», concluye Vidal.

Powered by WPeMatico