Regantes y Generalitat pactan medidas para que el Parque del Hondo no dependa de las lluvias

La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural y la Comunidad General de Riegos de Levante Margen Izquierda del Segura trabajarán juntos en la gestión y conservación del Parque Natural de El Hondo, para que no sus necesidades de agua no dependan exclusivamente de las lluvias.

Este paraje, situado entre los términos municipales de Elche y Crevillent (Alicante), se va mejorar trabajando en propuestas enfocadas a consolidar la compatibilidad de la gestión de los embalses y la conservación de sus valores ambientales.

Así se lo ha explicado el secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Fran Quesada, a los representantes de Riegos de Levante, en la reunión que han celebrado este viernes para tratar aspectos relacionados con la gestión actual del parque natural, así como las propuestas de futuro analizadas por ambas entidades, detalla la Generalitat en un comunicado.

El objetivo de esta iniciativa es avanzar en “un marco coordinado de gestión del espacio natural y sus recursos que permita atender a necesidades comunes”. En particular, el secretario autonómico ha señalado que ambas partes coinciden en la necesidad de establecer proyectos alternativos que permitan garantizar un suministro adecuado de agua para El Hondo, con vistas a “reducir la dependencia de la pluviometría”.

Quesada también ha resaltado “el entendimiento y clima de confianza” con la actual Directiva y Presidencia de Riegos de Levante, y ha asegurado que permitirá poner en marcha medidas sostenibles desde el punto de vista medioambiental y “sensibles con los agricultores de la zona”.

Precisamente, una de las actuaciones estratégicas es la construcción y posterior explotación de una planta desalobradora, por parte de la Comunidad General de Regantes, que permita completar los recursos disponibles para los agricultores.

Fauna en peligro
Aunque el proyecto se encuentra en un estado inicial, ambas partes coinciden en que las medidas servirán para mejorar la conservación del parque natural. Se trata de un área protegida de especial relevancia ambiental que alberga poblaciones de especies consideradas en peligro de extinción, como la cerceta pardilla.

En la reunión también se ha abordado la gestión del vaciado del embalse de Poniente, la gestión del carrizo para mejorar su capacidad de acogida como área de nidificación de numerosas especies de avifauna o las medidas para aumentar el control de especies como la carpa, cuya presencia masiva en el parque compromete los niveles de calidad.

En el encuentro se ha valorado asimismo la necesidad de completar y actualizar la normativa que afecta al espacio, de forma que se adapte al nuevo escenario de gestión y se agilice la capacidad de respuesta a la compleja realidad del parque natural.

Tanto la Conselleria como la Comunidad General de Regantes Riegos de Levante destacan el clima de colaboración para avanzar en la consecución de “unos intereses que resultan beneficiosos para el conjunto de la sociedad, que debe ver en El Hondo y su conservación, a largo plazo, un objetivo de especial relevancia”, señalan desde Medio Ambiente.

Powered by WPeMatico