«Quiero unirme a Dios»: el terrible grito de alarma de un niño de siete años que sufre «bullying»

La secuencia es demoledora. Un niño de siete años llorando frente a una cámara, explicando que lo acosan a diario en el recreo. Cuenta que un compañero «no deja de golpearlo todos los días» y quiere terminar sus días para «unirse a Dios». El vídeo ha sido visto y retuiteado más de 30.000 veces y desde su publicación, según informa el diario francés Le Figaro, ya está en manos de los gendarmes que estudian el caso.

El niño que vemos en el vídeo, según informan medios franceses, y sus dos hermanos asisten a una escuela católica privada en Aisne (Francia) y el hostigamiento ha durado varios meses. Una queja fue presentada el mes pasado a la gendarmería por la madre del niño.

C’est vraiment horrible, à l’âge de 7 ans il pense déjà mourrir, à quel moment ça vous viens à l’idée d’harceler une personne au point de la détruire ?! pic.twitter.com/E1aU8EwIwB— 〽️anue (@Manue_aldc)

6 de noviembre de 2018En principio, el vídeo que se ha hecho viral fue publicado en Facebook por la hermana del menor y posteriormente borrado. Finalmente, volvió a aparecer en Twitter a través de la cuenta de una estudiante de secundaria, @Manue_aldc, que lo sacó a la luz nuevamente antes de contactar con la familia del niño. Con su consentimiento, esta chica publicó ayer una nueva foto del pequeño sosteniendo un papel con la frase «Gracias a Twitter».

je pensais pas que je pouvais redonner le sourire à ce petit garçon Charlie juste en mettant un tweet, merci pour vos RT grâce à vous j’ai pue prendre contact avec sa famille et l’aider!( bien sûr la famille m’autorise à poster la photo) pic.twitter.com/5L58Mk7LAQ— 〽️anue (@Manue_aldc)

7 de noviembre de 2018«Fuimos alertados sobre este caso antes de la transmisión del vídeo», ha indicado el rectorado de Amiens en un comunicado. «Los padres de la víctima y el presunto autor ya han sido recibidos por la administración escolar, que ha implementado varias medidas apropiadas. Los padres presentaron una queja y el caso judicial continúa».

Contactada por Le Parisien, la escuela ha indicado: «Todo lo que podemos decir es que las autoridades competentes han sido notificadas».

Powered by WPeMatico