Pechugas de pollo en salsa de queso

Las pechugas de pollo en salsa de queso son una rica opción para salir de la rutina de los sabores simples. El pollo y el queso hacen una combinación maravillosa en la gastronomía, además de ser ingredientes muy nutritivos.

Las propiedades nutricionales de las pechugas de pollo en salsa de queso son abundantes. El pollo es una fuente rica en proteínas de excelente calidad; este tipo de nutrientes son esenciales para conseguir una buena formación muscular.

La carne blanca del pollo tiene ventajas sobre las carnes rojas. Una de ellas es que es digerida con mayor facilidad; no hay que olvidar que la carne de ave contiene menos grasa cuando se consume sin piel.

Por otro lado, el queso tiene propiedades nutricionales excepcionales. Al ser un derivado de la leche, es uno de los alimentos más completos, con proteínas y abundante calcio. El calcio es un mineral fundamental para la formación y mantenimiento de los huesos y los dientes.

pechugas de pollo en salsa de queso

Ingredientes:

  • Una pechuga de pollo
  • Sal al gusto
  • 200 g de queso manchego rallado
  • Pimienta al gusto
  • Una cebolla mediana
  • Tres dientes de ajo
  • 250 g de crema de leche (nata para cocinar)
  • Una cucharada de perejil picado
  • 50 mL de aceite de oliva virgen extra

Cómo preparar pechugas de pollo en salsa de queso:

  1. Cortar la pechuga en dados medianos de un centímetro y medio aproximadamente. Agregar sal y pimienta al gusto.
  2. Calentar una sartén y agregar un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Sellar los dados de pechuga de pollo durante aproximadamente dos minutos a fuego alto. Retirar la sartén del fuego y reservar.
  3. Pelar y cortar la cebolla en trozos finos. Hacer lo mismo con los ajos. En la misma sartén donde se sellaron los dados de pollo, añadir aceite y calentar. A continuación, sofreír la cebolla y el ajo, agregar sal y pimienta al gusto.
  4. Cuando la cebolla se haya ablandado, añadir la crema de leche y cocinar durante tres minutos.
  5. Pasado este tiempo, agregar el queso manchego rallado y mezclar hasta que se derrita. Cuando haya tomado una textura un poco más espesa, echar el pollo nuevamente.
  6. Cocinar con la cacerola tapada a fuego medio-suave durante seis minutos, para que se termine de cocinar el pollo.
  7. Poner a punto de sal y servir con el acompañante que se prefiera.

Prepara esta exquisita salsa que complementa y resalta el sabor de la pechuga de pollo; con ella triunfarás entre tu familia y amigos. Puedes acompañarla con patatas al horno o con una ensalada verde.

Powered by WPeMatico