Macron: «No me fío de Valls. Es capaz de cualquier mala jugada»

Según el semanario satírico Le Canard Enchaîné, tradicionalmente bien informado y casi nunca desmentido, Emmanuel Macron considera a Manuel Valls capaz de «cualquier mala jugada», coqueteando con la idea de una candidatura a la alcaldía de Barcelona, cuando, en verdad, sigue deseando volver a la política francesa, como ministro del interior, de nuevo.

Le Canard Enchaîné afirma que el presidente de la República habría afirmando, en privado: «No me fío de Valls. Lo creo capaz de cualquier mala jugada». Según el semanario, Macron «no cree en absoluto» en la candidatura de Valls a la alcaldía de Barcelona.

Le Canard es un semanario satírico históricamente bien informando, cuyas informaciones han hecho caer gobiernos y hundido carreras políticas. Sus revelaciones sobre los empleos ficticios de la esposa y los hijos de François Fillon, candidato conservador a la presidencia de la República, hundieron su carrera de manera implacable.

En su edición que se pone a la venta este jueves, Le Canard desvela una conversación íntima del presidente Macron, afirmando que, en verdad, Manuel Valls «sueña» con volver a ser ministro del interior, cargo que ya ejerció durante la presidencia de François Hollande.

Según Le Canard, Valls estaría «esperando» una «crisis» que precipite la caída del actual ministro del interior, Gerard Collomb, presentándose así mismo como «alternativa muy sólida». Sin embargo, Macron habría descartado tal eventualidad con una frase feroz: «No me fío de Valls. Es capaz de cualquier mala jugada».

Macron fue ministro de Economía, cuando Valls era primer ministro de François Hollande, a quien ambos esperaban poder sustituir en el Elíseo.

Macron fue el primero en abandonar el «carro» socialista, presentando su propia candidatura a la jefatura del Estado. Seis meses más tarde, Valls fue eliminado en las primarias socialistas del mes de enero de 2017.

La elección de Macron como presidente hundió definitivamente todas las esperanzas fallidas de Valls, que se vio forzado a abandonar el PS, pidiendo formar parte del grupo parlamentario de Macron en unas condiciones humillantes.

Las revelaciones de Macron sobre Valls pueden ser una «estocada» asesina. Presentándolo como un «arribista» capaz de cualquier «mala jugada» para seguir «trepando», las filtraciones de Le Canard, de imposible confirmación, si recuerdan la incómoda soledad política absoluta de Valls, tras abandonar a su segunda esposa para “rehacer” su vida, por tercera vez, con una «tránsfuga» de la derecha reconvertida en diputada del partido de Emmanuel Macron.

Powered by WPeMatico