Los franquiciados de Telepizza llevan a la justicia el acuerdo con Pizza Hut

El acuerdo de Telepizza con Pizza Hut continúa suscitando dudas. Si hace poco menos de un mes han confirmado su salida dos pesos pesados de la compañía española -el director general, Igor Albiol, y el consejero Marcos de Quinto- tras confirmar la alianza, hoy la Asociación de Franquiciados de Telepizza han decidido iniciar un proceso judicial para evitar que dicho pacto se lleve a cabo. La decisión la han tomado después de que el colectivo, que representa al 70% de los locales de la cadena, haya celebrado una asamblea para dictaminar qué acciones tomar.

Así, en declaraciones a ABC, el representante legal de los franquiciados, Juan Ramón Moreno, afirma que esta decisión ha sido aprobada por casi unanimidad lo que «demuestra el temor de los franquiciados ante su futuro». En concreto, el objetivo es iniciar un proceso judicial mediante la petición de medidas cautelares que impidan que el próximo 27 de junio se vote el acuerdo entre ambas cadenas en la junta de accionistas de Telepizza.

Los franquiciados entienden que Telepizza no ha tenido en ningún momento en cuenta la opinión de los franquiciados y que todo se ha realizado a sus espaldas.

Por otra parte, los franquiciados también han aprobado la posibilidad de firmar un convenio que contemple la defensa de sus derechos contractuales. Llegado a ese punto, suspenderían las acciones judiciales. Para ello, han dado plazo a Telepizza hasta el próximo 22 de junio. Las peticiones que entraría en este convenio estaría que no se abra ningún local de la competencia en las zonas de influencia, la protección de sus contratos en caso de que Pizza Hut se adueñara de ellos y que, en el caso de que eso se produjera, tener prioridad para franquiciar.

«Entendemos que el acuerdo tiene muchas irregularidades», sostiene Moreno, como la venta de los activos de la marca Telepizza a Pizza Hut por 10 millones, «cuando su valor real es de 200». Además, alertan de que el acuerdo llevado a cabo afecta directamente a 15.000 empleos directos de Telepizza.

Otra de las opciones que contemplan es la salida de Telepizza por incumplimiento de contrato y acogerse a otra franquicia o incluso crear una ellos mismos.

Telepizza defiende su postura
Por otro lado, desde Telepizza no entienden las quejas de los franquiciados e insisten en que la percepción que tienen sobre la opinión de estos es totalmente distinta a la del colectivo. Así, según apuntan a ABC «desde el día mismo del anuncio de la alianza Telepizza inició una intensa actividad de reuniones con todos sus franquiciados para explicarles la operación. En España y Portugal han tendio lugar 7 encuentros a los que ha acudido un número record de franquiciados, casi 300 personas. Y lo mismo ha ocurrido en Latinoamérica, especialmente en Chile, Colombia, Perú y Ecuador. Se han recibido numerosas muestras de interés de franquiciados que han comprendido el alcance y el potencial de la alianza con Pizza Hut, ya que abre nuevas posibilidades de desarrollo y negocio».

La alianza entre Telepizza y Pizza Hut supone que la compañía española se expandirá por España, Portugal, Suiza y Latinoamérica, donde regentará los locales de Pizza Hut, a pesar de que la marca continúe siendo la americana. En concreto, su número de tiendas se incrementará de los 1.600 locales a 2.560, previendo registrar sus ventas anuales hasta los 1.100 millones de euros así como llegar a 37 países.

Todos los beneficios económicos que tendrá Telepizza se verán contrarrestados por su pérdida de marca, ya que sus locales en el continente americano llevarán la marca de Pizza Hut, mientras que en España ambas seguirán conviviendo juntas.

Powered by WPeMatico