Lorenzo: «Perdón, Rossi no es un gran piloto, es un campeón»

Por supuesto, el más contento era Jorge Lorenzo. Triunfa de nuevo con Ducati con una exhibición en el Gran Premio de Cataluña y ya son dos mensajes a sus jefes, los que no confiaron en él. «Esto demuestra que no nos tenemos que rendir y que tenemos que seguir confiando en nosotros mismos y trabajando duro, incluso en los momentos más difíciles, porque todo puede cambiar, en días, semanas», expuso el balear.

Y ante su victoria, su rival y compañero el año que viene, Marc Márquez, también tuvo aplauso: «El -Lorenzo- de Jerez iba rápido, pero había un punto en el que bajaba mucho. El de aquí no ha tenido bajón; yo lo esperaba, pero no lo ha habido. Ha sido muy constante. Utiliza muy bien la aceleración de la Ducati, cosa que es importante, y desde atrás parecía que pilotaba una Yamaha, iba superfino, con mucho paso de curva. También era muy fuerte en la frenada, lo hacía muy tarde y tenía mucha confianza con el neumático delantero. Ha pilotado casi como con la Yamaha», alabó el líder del Mundial.

Lo admitió Lorenzo: «Parecido, parecido, con la Yamaha no entraba así de cruzado en las frenadas y ahora lo hago incluso más que Dovizioso, por ejemplo, la cruzo mucho en las frenadas. Con la Yamaha era muy difícil, si la cruzabas era muy nerviosa y te podías caer pero en cambio la Ducati es muy estable y te permite hacer esas cruzadas; pero en cuanto a la posición encima de la moto, en cuanto al paso por curva, es similar, me estoy acercando a ese nivel».

Y advirtió: «Marc y yo somos los que podemos marcar las diferencias cuando nos encontramos bien en este MotoGP, y ahora se ha hecho más evidente. Hay pilotos buenísimos, pero quizás con diferentes estilos, porque Marc tiene un estilo completamente diferente al mío. Cuando estamos bien, marcamos las diferencias y podemos conseguir victorias consecutivamente. A los demás les cuesta un poco más», sentenció el balear sobre su próximo compañero.

También alabó a Valentino Rossi, de quien dijo que no eran exactamente amigos porque es muy difícil tener de amigo a un rival, pero sí que había un gran respeto. «Su Ducati -de cuando Rossi estuvo en ese equipo-, era más difícil. Él es un gran piloto, seguro que podría ganar con esta Ducati». Y, al instante, se corrigió: «Perdón, no es un gran piloto, es un campeón». Mensaje hacia sus todavía jefes en mitad de la alegría.

Powered by WPeMatico