Las grietas de Jara: Ameno thriller porteño

Valoración de ABCPlay

Santiago Segura parece un poco fuera de registro, como cuando utiliza el «vos» un poco a su aire, en un porteño-gallego que tampoco es el principal problema del personaje

Federico Marín Bellón

Película enigmática desde el título, que quizá convenga explicar. Una joven llega a un estudio de arquitectura y pregunta por Nelson Jara (Óscar Martínez), lo que pone a todos muy nerviosos. La grieta –su lado menos metafórica– es una abertura en la pared que desencadena el conflicto. Ese todos de la segunda frase es limitado, dentro de una película con los personajes justos. Los principales son Santiago Segura, Soledad Villamil y Joaquín Furriel, quien soporta casi todo el peso de la cámara con entereza. La actriz tiene menos escenas de las que parecería razonable darle y el representante español parece un poco fuera de registro, como cuando utiliza el «vos» un poco a su aire, en un porteño-gallego que tampoco es el principal problema del personaje.

Con todo, Nicolás Gil Lavedra, que adapta con Emiliano Torres la novela de Claudia Piñeiro (pareja del director), compone un thriller ligero y creativo, con más virtudes que fisuras. La atmósfera y los escenarios resultan creíbles, hasta llegar a un desenlace nada tópico. La historia es original y no dura demasiado. Y sus referencias son elevadas, de Edgar Allan Poe a Dostoyevski. Solo por la voluntad de estilo ya merece una oportunidad.

Powered by WPeMatico