La incómoda (e inocente) confesión de un comensal de «First Dates»

El popular dating show de Cuatro, «First Dates», no cesa de recibir peticiones para c
enar en su «restaurante del amor»
. La cadena ha encontrado un auténtico filón de audiencia en este formato que es garantía de entretenimiento de lunes a viernes y así continuó este lunes.

Esta vez el programa presentado por Carlos Sobera comenzó con tintes internacionales con el encuentro entre Kameron, llegado desde Nueva Jersey, y Hailyn, de Venezuela. Sin embargo, pese al alto nivel de contenido picante de la cita, la que nos llamó la atención fue el encuentro entre Raúl y Salvatore.

El primero en llegar fue Raúl. El joven de Medina del Campo llegó con las ideas muy claras (y con una rosa bajo el brazo). Quería encontrar a su «príncipe azul», pero ¿qué necesita ver el que sea su compañero de por vida? «Que sea igual de romántico que yo y que tenga mucha pluma porque yo no tengo mucha, o eso creo», aseguraba. Mientras, Salvatore, impresionado con el detalle del vallisoletano, decía que «no busco ni el Ken ni Shrek». Eso sí, en cuanto vea algo raro, dará por zanjada la historia.

La cita comenzó tranquila, Raúl estaba muy nervioso: «Soy un poco tímido». «No te preocupes, que yo te voy soltando poco a poco», contestó Salvatore. Y tanto que lo soltó. El italiano le sorprendió con un striptease: «Ay, tienes tabletita. Nunca nadie me había hecho uno». La pena es que Raúl no sabía que Salvatore ya tenía claro que le iba a decir que no.

Raúl, que estaba asustado porque su acompañante no había tenido nunca pareja, le confesó de sus facetas. «¿Qué opinas de los shows de Drag Queens?». Así empezó a decirle que él se había travestido en una ocasión, con foto incluida. Este simple gesto incomodó terriblemente al italiano. «Si es un amigo, pues le apoyo en todo lo que haya falta, pero en una pareja no. Me gustaría decirle que sí, pero no. Sería como si lo engañara. Esto de la Drag Queen no me ha gustado nada y eso ya…», concluía Salvatore.

Powered by WPeMatico