La Fiscalía investigará la comisión de Juan Carlos I por el AVE a la Meca en una causa separada

La Fiscalía Anticorrupción investigará el presunto cobro de comisiones millonarias por parte del Rey Juan Carlos I por la construcción del AVE a la Meca en una causa independiente del caso Villarejo.

La semana pasada, el Ministerio Público pedía el archivo de la denominada pieza “Carol” sobre las grabaciones de Corinna Sayn-Wittgenstein desveladas por OKDIARIO que afectaban al Rey emérito en el marco de la causa sobre el comisario José Villarejo. Una petición que acordaba el magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional. No obstante, la Fiscalía dejaba la puerta abierta a una eventual investigación sobre las comisiones del AVE a la Meca.

Según las fuentes consultadas por este diario, Anticorrupción ya tiene decidido iniciar esta investigación y sólo está “esperando a que el juez le envíe oficialmente toda la documentación sobre la pieza de Corinna archivada“. Posteriormente, presentará una querella y abrirá unas diligencias de investigación que serán remitidas por reparto a uno de los Juzgados de Instrucción de la Audiencia Nacional.

Estas mismas fuentes destacan la “dificultad” de investigar este presunto caso de corrupción en las transacciones comerciales internacionales, ya que se tendría que solicitar información a Arabia Saudí, a través de comisiones rogatorias, que tendrían muy pocas posibilidades de prosperar.

En todo caso, la Fiscalía centrará sus esfuerzos en reclamar a las empresas implicadas toda la documentación posible y se centrarán en las “declaraciones testificales” para avanzar en la investigación. No se descarta incluso, la citación de Corinna en el futuro como testigo en esta causa separada del caso Villarejo.

En las grabaciones desveladas por este diario, Corinna se refiere el pago de comisiones por empresas españolas “para el tren”, aclarando el empresario Juan de Villalonga, presente en la reunión que se trata del “tren de alta velocidad en Arabia Saudí”. Según la que fuera amiga entrañable del monarca, las comisiones por importe de 80 millones de euros las habrían pagado tales empresas a la mujer de un empresario saudí, que habría entregado la mitad a otro empresario español y éste a su vez le habría dado, todo o parte, al Rey emérito.

La conversación alude concretamente a la construcción de la línea de ferrocarril de alta velocidad, el llamado AVE del desierto, que une las ciudades de Medina y La Meca, en Arabia Saudí, y cuya Fase II fue adjudicada en octubre de 2011 a un consorcio empresarial compuesto por doce empresas españolas junto a dos saudíes.

AVE-Meca
La plataforma semienterrada en la arena, en una imagen tomada durante la ejecución de las obras. (Foto: EFE/Chema Moya)

Según destacó la semana pasada la Fiscalía, “las referencias a comisiones ilegales son, en este caso, más concretas, con identificación del contrato, de personas y de importes del contrato y de las posibles comisiones. Además, estos datos contenidos en la grabación aparecen complementados por otros documentos hallados”.

“Al tratarse de un posible caso de corrupción en las transacciones comerciales internacionales, sí parece procedente iniciar una investigación, desde luego al margen de este procedimiento, pues ninguna conexión tiene con el mismo. Se trataría de un posible delito de corrupción en las transacciones comerciales internacionales cometido por españoles o extranjeros fuera del territorio nacional, por lo que su persecución en España exige la interposición de querella por el agraviado o por el Ministerio Fiscal” concluía.

El juez archiva la pieza de Corinna

El magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional decretaba el pasado viernes el sobreseimiento provisional de la pieza del caso Villarejo derivada de las grabaciones de Corinna Sayn-Wittgenstein publicadas por OKDIARIO, con revelaciones de gran alcance sobre el Rey emérito Juan Carlos.

En dichas conversaciones, relataba el auto judicial, “aquella señora pone de manifiesto unos actos que supuestamente había llevado a acabo donde Juan Carlos I, siendo Rey de España, aproximadamente entre los años 2009 a 2012”. El juez argumentaba que la única base de los hechos que se imputan a Don Juan Carlos es el relato que hace Corinna, “naturalmente deducidos del desarrollo de la relación de amistad entre ambos”.

En el caso analizado, el magistrado estima que la ruptura de la relación de amistad en 2009, de acuerdo con las propias manifestaciones de Corinna pudo haber motivado el relato de hechos que realizó contra Don Juan Carlos ante el investigado Villarejo.

Powered by WPeMatico