La alerta terrorista marca el dispositivo de seguridad en las Hogueras de Alicante

Más de 4.000 de efectivos policiales y efectivos de emergencias velarán de la celebración de las Fogueres de Sant Joan en Alicante este mes de junio, con especial atención a los momentos de aglomeración de personas durante los disparos de las ‘mascletaes’ en la
plaza de Luceros, con los desfiles y con la Cremà prevista para la madrugada del 24 de junio. En estas zonas neurálgicas, se van a adoptar medidas especiales como controles de mochilas, instalación de maceteros que bloqueen el paso de vehículos e inspecciones con perros, para evitar atentados.

La Junta de Seguridad se ha celebrado este miércoles y en ella han participado fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, bomberos, Policía Local y miembros de la Federació de Fogueres. El delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, ha presidido la Junta acompañado por el subdelegado en Alicante, José Miguel Saval, y el concejal de Seguridad, José Ramón González.

En el 90 aniversario de las Fogueres de Sant Joan, son 89 las comisiones que componen la Federación de Hogueras de Alicante que plantarán 89 hogueras divididas en ocho categorías.

Durante los días de fiestas, que arrancan este viernes con el pregón y el sábado con la primera mascletà, se movilizará un dispositivo “similar” al del año pasado, ha indicado Moragues, que ha detallado que estará formado por más de 4.000 agentes entre Policía Local, Autonómica y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, junto a personal de emergencias, Protección Civil, Bomberos y sanitarios.

“Quiero destacar el importante dispositivo de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Alrededor de 1.000 efectivos velarán por la seguridad y trabajarán para que la seguridad no sea noticia”, ha dicho Moragues.

Plaza de Luceros
Uno de los principales puntos de atención y donde la Policía Nacional ha previsto un operativo de seguridad “muy especial” es el entorno de la plaza de Luceros antes y durante la celebración de las ‘mascletaes’. Como ya ocurrió el año pasado, consiste en la revisión con perros y agentes de la Unidad de Prevención y Reacción de las calles cercanas, al tiempo que se establecerán controles selectivos sobre bolsos, mochilas y cualquier otro tipo de objeto que pudiera ocultar elementos que supongan una amenaza para el conjunto de los ciudadanos.

Este dispositivo de seguridad se hará extensivo a la plaza de Toros y también se aplicará durante la noche de la Cremà, el 24 de junio, por ser estos puntos neurálgicos de gran concentración de personas en las fiestas de Alicante.

Asimismo, en lugares estratégicos de la capital de la provincia se establecerán varios equipos especiales de intervención inmediata AMOK, provistos de arma larga, y agentes de paisano actuarán también en los lugares donde se produzcan grandes aglomeraciones de personas como servicios de información y de vigilancia. Habrá presencia de UIP, unidades caninas, de subsuelo y helicóptero, entre otros.

Además, el delegado ha explicado habrá refuerzos de policía que vendrán de València a Alicante para velar por la seguridad. La Guardia Civil, además de supervisar a través de la Intervención de Armas todos aquellos actos donde la pólvora sea protagonista, también redoblará los controles del consumo de alcohol y drogas al volante en los accesos a la ciudad de Alicante.

Moragues ha pedido la máxima sensatez para disfrutar de las fiestas y ha destacado que hay una máxima coordinación entre todos los cuerpos policiales para que les Fogueres de Alicante sean un éxito. “Desde un punto de vista del turismo, estas fiestas son muy importantes y todos estamos trabajando para que en Alicante estos días los únicos protagonistas sean la pólvora, los monumentos y la música”.

Nivel 4 de alerta terrorista
A preguntas de los medios, Juan Carlos Moragues ha incidido en que el nivel de alerta terrorista se mantiene en el nivel 4 desde hace tres años. El mismo que se decretó el 26 de junio de 2015, aunque ha subrayado que se requieren de dispositivos “reforzados y adaptados” mediante la “actualización de los planes de seguridad”, sobretodo desde los atentados de Barcelona del año pasado.

En ese sentido, ha explicado que habrá medidas de seguridad “pasiva”, como la instalación de grandes maceteros en las calles de gran afluencia de personas, “para evitar que vehículos externos, furgonetas, que puedan acceder a zonas de concentración”. Y ha enfatizado que habrá control “selectivo” de mochilas y bolsas y ha anunciado que habrá “mucha presencia policial” para que la gente se sienta “segura”.

“Desde el punto de vista turístico, las Fogueres son muy importantes porque viene mucha gente de fuera y lo que queremos es que se sientan seguro y a gusto”, ha razonado.

Powered by WPeMatico