Iglesias da la razón a Abascal: “El derecho a portar armas es una de las bases de la democracia”

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, afirmó en noviembre de 2012 que “el derecho a portar armas es una de las bases de la democracia”. Su afirmación contradice a su secretario de Organización, Pablo Echenique, que criticó a Santiago Abascal, presidente de VOX, por llevar una pistola, como ha reconocido en varias ocasiones.

Iglesias defendió en uno de sus monólogos de su programa de ‘La Tuerka’, hace seis años, el derecho a poseer y portar armas de los estadounidenses recogido en la Segunda Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos aprobada en 1791.

“Hoy en este monólogo voy a reivindicar el derecho de todos los ciudadanos americanos a llevar armas“, así es como empezaba su monólogo Iglesias. En sus argumentos, cargaba contra los que pensaban que “este derecho es un anacronismo”, llegando a utilizar unos símiles algo peculiares.

“Algunos piensan que este derecho es un anacronismo que explica que adolescentes pajilleros y frustrados provoquen una matanza en su colegio porque se sienten marginados o porque las ‘cheerleaders’ no les hacen caso”, lamentaba, añadiendo “o que un padre de familia blanco, anglosajón, protestante y gordo por comer crema de cacahuete dispare desde la ventana de su casa aun negro de condición humilde porque está penetrando en su propiedad”.

Y es que estos casos, para Pablo Iglesias, eran “sólo síntomas de una sociedad enferma y nada tienen que ver con un derecho, el de portar armas que es una de las bases de la democracia“.

“Dios bendiga América”

Para el dirigente de la formación morada “la democracia es incompatible con el monopolio de la violencia”, poniendo como ejemplo a los “patriotas” norteamericanos que lucharon contra los ingleses para proclamar la independencia de los Estados Unidos.

“Si algo sabían los patriotas americanos que expulsaron a los ingleses es que la democracia es incompatible con el monopolio de la violencia por parte del Estado que inventó el absolutismo europeo”, explicaba el líder podemita.

Pablo Iglesias apostaba también por que la violencia esté “repartida” entre “el pueblo” y el propio Estado. “La democracia es tal si el poder está repartido y si la base del poder es la violencia, el pueblo no puede delegar el fundamento de la soberanía”, alegaba durante su monólogo.

Para terminar su discurso, Iglesias también citaba una frase de uno de los fundadores de los Panteras Negras, Huey P. Newton. “Como dijo Huey P. Newton, un pueblo desarmado puede ser sometido a la esclavitud en cualquier momento”, evocaba el secretario general morado, al tiempo que zanjaba su intervención con un “Dios bendiga América”.

Da la razón a Abascal

De esta forma, el líder podemita da la razón a Santiago Abascal, presidente de VOX, que cuenta con licencia de armas desde su mayoría de edad ante las amenazas de la banda terrorista ETA hacia él y a su familia. Abascal nació en Bilbao en 1976. Su padre era un comerciante de Amurrio cuya fachada de su tienda era destrozada por los proetarras por la simple de decisión de entrar en el PP tras el franquismo.

A los 18 años, Abascal logró hacerse con una licencia de armas para proteger a su padre de las amenazas de los afines a ETA: se compró una pistola Smith & Wesson que sigue acompañándole en la actualidad. Se afilió al PP para convertirse en el presidente de las Nuevas Generaciones del País Vasco, lo que le puso en la diana de los proetarras. Con 23 años también logró ser concejal en Llodio (Álava), motivo por el cual recibía amenazas diarias por parte de los afines a la banda terrorista ETA.

Powered by WPeMatico