Facebook inicia las pruebas de un programa para monitorizar ciberataques a políticos en EE.UU.

Facebook está apretando el acelerador. La red social no quiere cometer los mismos errores de la campaña presidencial de 2016. En la recta final para las elecciones legislativas de Estados Unidos -las de mitad de mandato- que se celebrarán en noviembre, la multinacional ha venido implementando medidas de cara a proteger a los candidatos, combatir la desinformación y las injerencias extranjeras y, de paso, limpiar su mermada confianza.

La última iniciativa que ha puesto en marcha se enmarca dentro del bloque de seguridad. La plataforma ha iniciado las pruebas de un programa piloto que está diseñado para monitorizar los posibles ciberataques a los candidatos políticos. «Durante el año pasado hemos invertido en nuevas tecnologías y más empleados para estar por delante de los actores malintencionados que están decididos a usar Facebook para interrumpir las elecciones», escribe en un comunicado
Nathaniel Gleicher, responsable de ciberseguridad.

Esta herramienta tendrá como objetivo también proteger no solo a los principales candidatos en la contienda política, sino que se extenderá a los empleados y trabajadores relacionados como las campañas de cada partido. Pese a sus intenciones, la multinacional es consciente de las dificultades a las que se enfrenta.

«Debido a la naturaleza a corto plazo de las campañas electorales, no siempre sabemos quiénes son estos usuarios afiliados a una campaña, por lo que es más difícil protegerlos»

Los candidatos y los funcionarios electos, así como su personal, pueden ser atacados por ciberdelincuentes y adversarios políticos en el extranjero desde múltiples plataformas. «Debido a la naturaleza a corto plazo de las campañas electorales, no siempre sabemos quiénes son estos usuarios afiliados a una campaña, por lo que es más difícil protegerlos», añade.

De tal forma que tanto los candidatos para cargos federales o estatales como miembros del personal y representantes de los comités de partidos políticos federales y estatales podrán agregar en sus perfiles
protecciones de seguridad adicionales, que facilitará a la empresa tecnológica a agilizar los plazos de revisión de los contenidos afectados.

Entre las medidas que incluye el programa de seguridad informática se encuentra el establecimiento de un sistema de verificación de dos pasos de contraseñas así como un catálogo de buenas prácticas para configurar la privacidad de las cuentas de manera más robusta. Con esta batería de medidas, algo limitada en realidad, Facebook cree que es un paso importante, puesto que las previsiones avanzan a un repunte de ataques como el «phishing» y otras técnicas habituales por grupos de ciberdelincuentes para desestabilizar la campaña.

Powered by WPeMatico