Enfangados

MARIO TOLEDO

Mario Toledo. Periodista.

La moción de Sánchez a Rajoy ha hecho saltar por los aires la legislatura, pero también ha reventado la estrategia de los partidos. Si la clave fuera únicamente la permanencia de Rajoy en la Moncloa, todos los partidos lo desalojarían sin dudarlo. Pero el debate gira en torno a otros intereses: elecciones, presupuestos, estabilidad, campañas de imagen… Y es ahí donde los líderes están retratando sus verdaderas estrategias. La moción les obliga a meterse en el fango.

El PSOE de Sánchez demuestra que necesita una plataforma para hacer visible a un líder que llevaba meses desaparecido y no atraía a los votantes. Y corre el riesgo de mostrarse desesperado por su minuto de gloria.

Ciudadanos deja claro que tiene prisa por poner las urnas para aprovechar la cresta de la ola de las encuestas. Mientras tanto, si los de Rivera votan no a la moción se arriesgan a dar alas a quienes sostienen que prefieren a un presidente manchado por la corrupción antes que regalar un altavoz a Sánchez.

En Podemos lo tienen más fácil: cualquier opción que signifique echar a Rajoy les agrada. Eso sí, también dejan traslucir su deseo de que esta moción fracase para dar por muerto a su rival socialista y sumarse a otra moción alternativa sin Sánchez como protagonista.

El PNV, clave en la votación, está desvelando que su interés principal es conservar los 540 millones de euros consignados en los presupuestos para el País Vasco. También muestra su temor a unas elecciones que den el poder a Ciudadanos.

Los catalanes de ERC y PDeCAT dudan de si podrían aguantar su discurso victimista con otro presidente que no sea Rajoy y aprovechan una vez más para pescar en río revuelto.

Y el PP, enfangado hasta el cuello, quizá se mantenga en el Gobierno después de la moción. Pero queda muy tocado: difícilmente podrá limpiar su maltrecha imagen. 

Powered by WPeMatico