El PSPV da por hecho que la ley que redistribuye las ayudas de los sindicatos no saldrá esta legislatura

La reforma de la ley de Participación Institucional, que regula las ayudas públicas que reciben sindicatos y patronal, podría no salir adelante en la presente legislatura. Al menos, es la percepción que se tiene desde el grupo socialista, que ostenta la presidencia de la comisión de Coordinación en la que tiene que tratarse la norma. La explicación es que todavía existen otras leyes que se encuentran pendientes de debatir, por lo que es posible que no diera tiempo a abordar esta.

La ley actualmente en vigor fue aprobada en 2015 durante el Gobierno de Alberto Fabra y la propuesta de los populares pasaba por que las subvenciones de la Generalitat dejaran de otorgarse a dedo. La intención era que éstas no sólo fueran a parar a la Confederación Empresarial Valenciana, UGT (cercana al PSOE) y Comisiones Obreras, sino a otros sindicatos como el CSIF (con quien el PP han mantenido diversas reuniones) o Intersindical (próximo a Compromís), así como a organizaciones empresariales ajenas a la CEV.

Las Cortes Valencianas dieron luz verde para la tramitación de la reforma el pasado marzo con el apoyo de todos los grupos menos, precisamente, el PSPV. En una dura intervención, su portavoz, Manolo Mata, afirmaba que era «una venganza miserable» hacia las organizaciones sindicales y empresariales más representativas por participar en la manifestación por una financiación justa y un «aviso a navegantes» de lo que pasará si vuelven a gobernar. «Quieren reventar el sistema sindical y empresarial de la Comunidad Valenciana», llegó a asegurar.

Pasó a comisión, la cual se reunió en varias ocasiones antes del verano y recogió diversas comparecencias. También finalizó en esa fecha el plazo de presentación de enmiendas. Sin embargo, no se ha vuelto a convocar desde entonces pese a los pocos trámites que quedan. Mientras los socialistas parecen tener poco interés -y remarcan que cambiar la ley podría entrar en colisión con la normativa nacional en materia de representatividad-, en Podemos sí pretenden seguir adelante. De hecho, el diputado Antonio Montiel tiene prevista una reunión próximamente con sindicatos minoritarios para agilizar el trámite. En el PP también aseguran que siguen teniendo voluntad de impulsar la reforma.

Por su parte, los sindicatos minoritarios siguen a la espera. Uso, Csif, Intersindical y Sindicato Independiente han solicitado una reunión con el presidente de la Cámara, Enric Morera, para que se les informe sobre el estado de la reforma de la ley. Al encuentro acudirán los máximos representantes de las organizaciones. En su opinión, que salga adelante es cuestión de voluntad política.

Powered by WPeMatico