Desarrollan un polímero reciclable hasta el infinito

Todos los plásticos son reciclables, pero a medida que pasan por el proceso de reutilización, sus propiedades se van desvaneciendo hasta volverse inservibles. Investigadores de la Universidad de Colorado, en colaboración con la Universidad del País Vasco, han creado un nuevo polímero, con propiedades muy similares a los plásticos que hoy en día utilizamos, y cuya capacidad de reciclado es infinita.

La investigación, liderada por Eugene Chen, profesor de química de la propia universidad, tenía como objetivo mejorar un plástico creado por el investigador en 2015. Este ya contaba con la capacidad de reciclado continuo, pero presentaba grandes desventajas, como su poca resistencia al calor y su relativa debilidad.

Al segundo intento
El profesor ha explicado que la creación del polímero anterior ha sido un pilar fundamental en su nueva investigación. El material ahora descubierto cuenta con casi las mismas características que los plásticos actuales: un peso ligero, una gran resistencia al calor, fuerza y durabilidad. Lo especial es que este puede, en cualquier momento, ser devuelto a su estado original de moléculas, por lo que se puede construir otro objeto con él desde el principio. El proceso se desarrolla sin la necesidad de utilizar químicos tóxicos y sin requerir un proceso intenso en el laboratorio.

«Estos polímeros pueden ser reciclados químicamente y reutilizados, en principio, infinitamente», explica Chen. El descubrimiento puede suponer la alternativa definitiva para alcanzar un «futuro ecológico» en el que evitar que los plásticos, al llegar al final de su vida, terminen en los océanos y tarden cientos de años en descomponerse.

El nuevo polímero puede ser manipulado a una temperatura ambiente, tan solo tarda unos minutos en ser tratado y, el resultado es un material con un peso molecular alto y estabilidad térmica. Sin necesidad de ser purificado, los monómeros -moléculas que al juntarse con otras se convierten en un polímero- a través de un canalizador, vuelven a convertirse en un polímero. Esto es lo que Eugene Chen denomina «la vida circular del material»

El investigador apunta que esta nueva tecnología tan solo ha sido probada dentro de un laboratorio, y que todavía tienen mucho trabajo por delante para perfeccionar el materia y su producción.

Powered by WPeMatico