Cuando la belleza llama a la puerta

Un viaje de trabajo cambió el rumbo laboral de Patricia Manso, abogada experta en nuevas tecnologías. Profesora de la EOI de Madrid y en la Fundación Rafael del Pino de emprendimiento, hace dos años decidió convertirse ella misma en emprendedora e ir detrás de sus sueños. «Viajé a Londres y por mis horarios de trabajo me resultó difícil encontrar dónde ir a la peluquería para un evento. Empecé a dar vueltas a la idea de que muchas otras personas tendrían el mismo problema», cuenta la abogada a ABC.

Después de trabajar para empresas del IBEX como abogada y fundar su despacho en 2008, decidió cerrarlo y apostar por el mundo de la belleza (que siempre le interesó) compaginándolo con las clases para emprendedores. «Junté a los mejores profesionales con el espíritu de aprender de ellos. Y me preocupé por entender las necesidades del mercado en lo relativo a la peluquería y maquillaje, de una forma muy humilde, hablando mucho con las dos partes», especifica Patricia. Nació así StylePrivé, una startup que responde a la necesidad de la mujer trabajadora que no tiene tiempo de acudir a un centro de belleza.

Después de viajar a Silicon Valley se inscribió en la aceleradora de la EOI. «Estuve allí arrancando el proyecto durante ocho meses, allí empezó todo y allí empezamos a crecer en equipo y en clientes, fue una etapa muy bonita de la que guardo un gran recuerdo», comenta. El siguiente paso fue seguir aprendiendo en la aceleradora del IE «donde seguimos nuestro camino durante seis meses más hasta junio de 2017, en ese tiempo conseguimos la aprobación de Enisa y nos concedieron un préstamo que nos ayudó a posicionar la marca y a seguir creciendo».

La empresa se instaló en un local cerca de Plaza Castilla que cuenta con una sala donde forman a los profesionales. A finales del 2017 les concedieron el premio a la mejor startup de mujeres según el IE y Womenalia. «Estamos en más de diez ciudades con más de 400 profesionales», explica la fundadora. El objetivo es «ofrecer más servicios en el mayor número posible de ciudades». No obstante, asegura que la idea no es crecer muy rápido porque han apostado por un modelo sólido para avanzar. Son varios socios, todo capital español, y quiere dejar claro que no reemplaza a las peluquerías sino que «somos una alternativa». Con precios por encima del mercado, «ofrecemos calidad e intentamos asociar el servicio a un buen momento», subraya Patricia Manso. Por ejemplo, «tomar un té con una amiga mientras te hacen la manicura o maquillar a todas las invitadas de una boda en el hotel».

Inmersos en nuevos retos tecnológicos y de negocio, «nuestra propuesta de valor no consiste en vender de todo, ni en dar visibilidad a cualquier profesional, nosotros sólo queremos los mejores profesionales y las mejores marcas, somos exquisitos y queremos seguir siéndolo».

Powered by WPeMatico