Condenan a cárcel a un paciente por amenazar a una enfermera

Las amenazas de muerte a una enfermera en la consulta de un centro de salud gallego le costarán a la personas que las profirió una pena de seis meses de prisión. Esa es la condena que el juez encargado de juzgar los hechos dictó después de que quedase demostrado que el hombre se encaró con la profesional por el retraso en la entrega del resultado de una analítica y le dijo que «la mataría, la tiraría por la ventana y le machacaría la cabeza».

El tribunal pontevedrés -los hechos tuvieron lugar en un centro de salud de la localidad de Sanxenxo- considera culpable al paciente de un delito de atentado a una funcionaria sanitaria en el ejercicio de su función. En su argumentación, el juez incluso explica que el hombre hizo gestos a la enfermera para atemorizarla con que «le iba a cortar el cuello» y que se negó a abandonar la consulta pese a que ella se lo requirió de forma continuada.

Celadores y enfermeras, los más agredidos
Las estadísticas hablan de que en Galicia se producen unos quince altercados de esta naturaleza cada mes, pero en la mayoría de los casos se corre un tupido velo. Gafas voladas, roturas de nariz, zarandeos o arañazos son las acometidas más comunes, pero en algunos casos la situación va a más. En los hospitales, son los celadores y el personal de enfermería los que se llevan la peor parte. La mayoría de las veces, explican, el desencadenante del ataque es una sensación del paciente o de su familia de que no está siendo bien atendido

Powered by WPeMatico