Cómo utilizar la pintura magnética

Pintar paredes parece haberse convertido de nuevo en tendencia, gracias a que podemos encontrar todo tipo de colores para nuestras paredes, además de pinturas especiales que hacen más funcionales las paredes en casa. Conocemos por ejemplo la pintura de pizarra, pero también está en auge la pintura magnética que ahora os explicamos qué es y cómo se utiliza.

Qué es la pintura magnética

Ideal para espacios como la cocina, o también para el dormitorio de los niños, la pintura magnética o pintura de imán es una pintura basada en un imán, que transforma las paredes sobre las que se aplica un “escudo de metal” donde es posible colocar hojas, trozos de papel, fotografías o avisos, con la ayuda de pequeños imanes magnéticos .

La pintura magnética es esencialmente a base de agua, con partes metálicas que permiten la adhesión de imanes. Su color es oscuro, desde negro hasta gris antracita.

De esta forma, es posible transformar espacios y elementos de decoración en espacios magnéticos y con ello nosotros podemos apuntar cosas que luego dejamos pegadas en la pared mientras que los niños pueden jugar con los imanes en su cuarto.

El producto es muy versátil , se puede aplicar sobre paneles de yeso, madera y paredes de todo tipo del modo que ahora te explicamos, además de darte las claves para su uso.

Pasos para utilizar la pintura magnética

pintura magnética

  1. Como con cualquier revestimiento de pared, también en este caso, la superficie de colocación debe prepararse adecuadamente. Luego se pueden aplicar 3-4 manos de pintura de imán, para obtener una buena superficie magnética.
  2. Lo ideal es limpiar bien la pared, y luego pintamos una primera capa de pintura metálica, dejamos esperar unas cuatro o cinco horas para dar la segunda, esperamos de nuevo otras cuatro o cinco horas, y aplicamos una tercera capa. Una vez se haya secado la pintura, puedes comprobar a ver si se queda pegado un imán y si ves que no tienes problema alguno, ya puedes dejarla, de no ser así o de no funcionar con todos los tamaños de imanes, podrías dar una cuarta mano de pintura.
  3. Hemos dicho que las pinturas metálicas tienen una composición en la que la pintura cuenta con elementos o partes metálicas que tienen a suspenderse depositando los fragmentos metálicos en el fondo.
  4. Por esta razón, antes de pintar, se recomienda agitar bien la pintura, para que los dos componentes se mezclen por completo.
  5. Por otro lado, para utilizar bien la pintura magnética es preciso que sepas elegir la mejor para tu tipo de pared. En la actualidad podemos encontrar de distintas marcas, de modo que te será fácil encontrar la adecuada para el tipo de pared que tengas.
  6. Espera además a que la pintura se haya secado por completo, una vez hayas acabado de pintar y antes de que los niños comiencen a jugar con los imanes.

Elegir este tipo de cubierta para las paredes es una forma original para hacer la decoración de tu propio hogar, con ella podrás innovar en las paredes y aprovechar para pegar imanes de todo tipo.

Powered by WPeMatico