Cómo unir dos jabones viejos

Seguro que en más de una ocasión habrás tirado a la basura un trozo de jabón pequeño del que piensas que ya no lo puedes usar, pero lo cierto es que al margen de tener opciones para su reciclaje, además lo puedes juntar a otro y de este modo crear un nuevo jabón con el que lavarte las manos (enlace), la cara o el cuerpo. Veamos a continuación, cómo unir dos jabones viejos, paso a paso y de manera fácil.

Reciclado de jabones

Antes de ver de qué modo podemos unir dos jabones viejos, queremos hablaros de la importancia de reciclar también los jabones que acumulamos en casa. De hecho, cuanto tienes un trozo de jabón pequeño y no sabes qué hacer con él, siempre lo puedes envolver en un pañuelo y colocarlo en el cajón de la ropa íntima o en un armario, sirviendo así para perfumar el cajón o el armario.

Un trozo de jabón puede servirte además para sustituir a la clásica tiza de costurera utilizada para dibujar un patrón en la tela, ya que se prestan muy bien como yeso de emergencia, y se eliminan de la ropa sin dejar rastro.

Además, las sobras de las pastillas de jabón podemos hacer un jabón para lavar nuestras manos cuando estamos en el jardín. Será suficiente para recoger los restos de jabón dentro en una vieja media de nylon. Cuando tengas que lavarse las manos, después de hacer un poco de trabajo, todo lo que tiene que hacer es enrollar el calcetín en tus manos y lavartelas. De esta forma, no desperdicias una sola pieza.

Una vez os hemos dado estas sencillas ideas para reciclar jabones, veamos además que debemos hacer para unir dos jabones viejos y crear así uno nuevo.

Pasos para unir dos jabones viejos

unir jabones

Para unir dos jabones viejos tan solo necesitas lo siguiente:

  • Restos de dos pastillas de jabón
  • Cacerola
  • Un molde de la forma que prefieras

Pasos

  1. Coge los dos jabones, los rompes en trozos más pequeños y los viertes en una cacerola y los pones derretir al baño María
  2. Tan pronto como el jabón se haya derretido, lo viertes en un molde y lo dejas enfriar por un par de horas
  3. Tan pronto como el jabón se haya solidificado, lo quitas del molde

¡Listo! ¿Has visto de qué modo tan sencillo has conseguido un nuevo jabón aprovechando dos viejos?

Truco fácil: también existe una forma aún más sencilla de crear una nueva pastilla de jabón a partir de las sobras de otras dos: Simplemente usa las dos juntas mientras te lavas las manos y comprobarás que con el tiempo acaban unidas gracias al agua y a la mezcla de ambas cuando están mojadas.

Powered by WPeMatico