Ciudad y provincia rinden homenaje al Valladolid en su vuelta a Primera

El ascenso del Real Valladolid a Primera División después de cinco años de ausencia tuvo este domingo como primer punto de homenaje el Ayuntamiento para, en nombre de toda la ciudad, rendir homenaje al club, al que a continuación se sumó otro acto similar por parte de la Diputación para recibir también el respaldo al éxito deportivo desde la provincia. Los jugadores blanquivioletas, aún con el sueño acumulado después de una larga noche festiva, empezaron la jornada con un nuevo baño de elogios de la afición y las instituciones.

Tras llegar a la plaza Mayor en el autobús del club, la plantilla fue ovacionada por los primeros aficionados que les recibieron a las puertas del Ayuntamiento, desde donde salieron al balcón al finalizar el acto institucional para saludar con poca visibilidad, ya que se lo impidieron las gradas que en los próximos días acogerán un año más el Wolrd Padel Tour que se celebrará en los próximos días.

En salón de recepciones, con el grito de los jugadores: «A Primera, oé» el alcalde, Óscar Puente, acompañado de toda la Corporación, felicitó a los componentes del Real Valladolid. «Este es un lugar solemne y para las grandes ocasiones y esta es una de ellas. Habéis dado un gran ejemplo en una temporada con buenos y malos momentos y dudas, pero al creer que era posible, al final así ha sido y se ascendió», expuso, informa Ical.

El entrenador, Sergio González, agradeció que se reconociera el mérito de jugadores y cuerpo técnico, y explicó que la «afición responde cuando el equipo le invita a ello y la plantilla ha demostrado sacrificio y capacidad para reactivar su juego y ascender en un gran año que ojalá dure». Los capitanes del equipo, Javi Moyano y Borja Hernández, se congratularon del apoyo recibido para lograr «algo inesperado e inalcanzable para algunos», dijo el primero, y el segundo añadió que no hubiera sido posible «sin una afición volcada con un equipo que estará en una categoría muy bonita y ojalá se pueda volver aquí a celebrar algo».

El presidente del Real Valladolid, Carlos Suárez, recordó que siempre dijo a la plantilla que se jugaría la fase de promoción «y ascender después ha sido el colofón a un año duro, que ha merecido la pena». «Es difícil seguir remando cuando no sale bien la temporada, pero desde dentro sabíamos que se iba en la nueva línea. En Primera se requiere mucha unión y abrimos las puertas a todos los que quieren sumarse y apoyar a unos jugadores que han puesto a Valladolid donde se merece».

De la ciudad a la provincia
El segundo punto de homenaje del autobús del Real Valladolid estaba muy cerca y la plantilla se trasladó desde el Ayuntamiento al Palacio Pimentel, en cuyo claustro recibió el cariño de la toda la provincia a través de la Diputación, sus grupos políticos, trabajadores, hijos y familiares. Allí, el presidente de la institución, Jesús Julio Carnero, señaló que el ascenso a la máxima categoría del fútbol español del Real Valladolid es fruto de un gran trabajo conjunto. «Jugadores, técnicos, directivos, médicos, encargados de rede sociales, del césped y, en suma todos los empleados han conseguido el éxito en familia , no sólo del equipo en el campo, y eso es muy loable», consideró. La fiesta del ascenso continuará durante la tarde.

Powered by WPeMatico