Cientos de personas rompen el cerco policial y se manifiestan ante el Parlament

AGENCIAS / VÍDEO: AGENCIA ATLAS

  • Dos manifestantes fueron detenidos durante los enfrentamientos con los Mossos, y otros tres resultaron heridos, ninguno grave. Hay además 24 agentes con contusiones leves.
  • La concentración fue convocada por la ANC y los Comités de Defensa por la República.
  • Diputados no independentistas salieron del Parlament en medio de insultos y abucheos.

Parlament

Cientos de personas se concentraron este martes ante las puertas del Parlament, en protesta por el aplazamiento del pleno de investidura anunciado por la mañana por el president del Parlamento catalán, Roger Torrent.

Según informaron los Mossos d’Esquadra, que desplegaron un dispositivo conjunto con la Policía Nacional, los manifestantes violentaron las puertas del parque, principalmente la del paseo Lluís Companys, rompiendo el cordón de seguridad sobre las 16.15 horas.

Dos manifestantes fueron detenidos durante los enfrentamientos con los Mossos, según informó la policía catalana. Además, tres manifestantes independentistas resultaron heridos, ninguno de gravedad, y 24 agentes sufrieron contusiones leves durante los enfrentamientos y cargas policiales en el Parque de la Ciutadella, en las inmediaciones del Parlament.

Las personas que permanecían acampadas en este parque  decidieron abandonar el lugar y levantar las tiendas de campaña pasadas las 22.30 horas, después de votar la retirada en asamblea. La acampada había comenzado tras los disturbios ocurridos desde primera hora la tarde.

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) y otras organizaciones independentistas habían convocado la concentración en los aledaños del Parlament, para seguir en directo desde una pantalla gigante el pleno de investidura de Carles Puigdemont, previsto para este martes por la tarde, pero que fue aplazado por decisión del presidente del Parlament.

Disconformes con esta decisión, diputados de Junts per Catalunya (JxCat) y de la CUP salieron del Parlament y se dirigieron a la concentración independentista en el paseo Lluís Companys para apoyar sus reivindicaciones en favor de celebrar este mismo martes la investidura.

Sobre las 16.15 horas, algunos de los manifestantes concentrados han rompieron los candados de algunos accesos del parque e irrumpieron en el recinto, sin que los agentes de los Mossos que se encontraban allí pudiesen impedirlo.

“El pueblo manda, el gobierno obedece”, “Fuera las fuerzas de ocupación”, “Las calles serán siempre nuestras”, “Puigdemont, nuestro president” y “Libertad presos políticos” eran algunas de las consignas que cantaban los manifestantes.  Otros lemas coreados eran “Si no hay investidura, entraremos en el Parlament” y “Roger Torrent, vuelve al Parlament”.

Tras ello, los Mossos d’Esquadra lograron cerrar de nuevo los accesos al Parque de la Ciutadella, aunque después retiraron el cordón policial en torno a la zona.

Momentos de tensión

Los antidisturbios se desplegaron frente al Parlament, protegidos con cascos, al producirse momentos de tensión cuando un grupo de independentistas intentó derribar las vallas que protegen la puerta principal de acceso a la cámara catalana.

Según pudo comprobar Efe, un grupo de concentrados intentó saltar el perímetro, con un doble sistema de vallas de seguridad, establecido frente al acceso principal al Parlament, momento en el que los Mossos intervinieron para que no desbordaran el control de seguridad.

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) desconvocó su movilización ante el Parlament y recordó que “el movimiento por la independencia es siempre no violento”.

Sobre las 18.30 horas, justo cuando en la concentración independentista frente a la entrada del Parlament comenzaba a producirse algún forcejeo con los Mossos d’Esquadra, la ANC publicó un tuit en el que anunciaba la desconvocatoria de la movilización.

No obstante, entre los convocantes también había otras organizaciones soberanistas, como los Comités de Defensa de la República, bajo influencia de la CUP, que mantenían la concentración este marftes por la noche.

Desde Twitter, la ANC quiso subrayar que cualquier incidente que pueda producirse frente a la entrada del Parlament no será responsabilidad suya: “Hemos desconvocado en el Parlament. El movimiento por la independencia es siempre no violento. Hoy no habrá pleno del Parlament, ha quedado aplazado. Nos vamos a casa”.

“Continuamos trabajando con los partidos políticos y la presidencia del Parlament para tirar adelante la investidura, pese a las amenazas. Evitemos cualquier enfrentamiento estéril, que ya sabemos a quién interesa”, señala en otro mensaje.

Desde Arran, formación juvenil próxima a la CUP, criticaron la actuación de los Mossos d’Esquadra asegurando que “hoy también son fuerzas de ocupación”. Y el portavoz de la CUP, Carles Riera, aseguró en su cuenta de Twitter que “Vuelve el Mambo” recuperando el lema de la CUP durante la campaña electoral

Abucheos contra diputados

Diferentes diputados de partidos no independentistas recibieron abucheos e insultos a su salida del Parlamento catalán. La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, dirigentes del PP como Andrea Levy o Alejandro Fernández, y el líder de los comunes, Xavier Domènech, recibieron insultos y consignas como “fuera fascistas del Parlament”.

Uno de los momentos de mayor tensión se produjo cuando, protegida por los Mossos, Arrimadas salió por la puerta principal del Parlament para caminar unos cincuenta metros, entre abucheos e insultos, antes de subirse a su coche, acompañada de dirigentes de Ciudadanos como Fernando de Páramo.

“Ningún insulto, intimidación o amenaza hará que dejemos de defender una Cataluña de todos. No nos callarán”, aseveró Arrimadas en su cuenta de Twitter.

En similares términos se expresó la diputada y vicesecretaria del PP, Andrea Levy, quien comentó: “Otra vez salgo escoltada del Parlament. Gritan que son gente de paz y ¡democracia!. Mientras derriban las vallas de seguridad que nos protegen a los diputados (en democracia) y nos insultan”.

El líder de Catalunya En Comú-Podem, Xavier Domènech, también tuvo que escuchar abucheos e insultos como “chusma”, mientras que los dirigentes socialistas no tuvieron que pasar por esta situación porque decidieron salir del Parlament al poco de conocer que el pleno se suspendía, conscientes de que escenas como estas se podían producir.

Powered by WPeMatico