Chabelita Pantoja se harta de las injurias de Alejandro Albalá: «Soy su fantasma del pasado»

En menos de veinticuatro horas, Supervivientes se ha puesto patas arriba. La tensión se palpa en el ambiente mucho más que nunca antes. Y es que la recta final del reality de supervivencia influye mucho en los concursantes y no vemos más que sorpresas. Algunas han sido positivas, como la visita a la isla del marido de Raquel Mosquera y el supuesto edredoning entre ambos. Otras han sido algo peores, como las peleas cada vez más frecuentes entre los concursantes.

La noche del martes tuvo lugar el juego de las recompensas envenenadas, que ha contribuido a abrir la caja de Pandora en la isla. Desde ese momento, se han desatado todas las tensiones y los odios larvados entre los supervivientes que compiten por conseguir la mejor comida. Pese a que Raquel Mosquera ha sido la triunfadora del nuevo reto, la peluquera ha sacado la garra para evitar que Sergio o Logan intenten derribarla. «No voy a entrar más en su juego porque son más falsos que Judas», dijo Mosquera.

La paciencia siempre tiene un límite, y la de Raquel con Sergio y Logan se ha agotado hace mucho. La peluquera está harta de que sus dos compañeros no compartan pero coman de lo que los demás sí que ofrecen para el grupo. Además, no tolera que lo único que hagan sea comer y descansar para las pruebas.

Además, se pudieron ver nuevas imágenes del supuesto edredoning de Mosquera e Isi y se habló de las horas bajas que está pasando Oriana con su novio. También hubo tiempo para otros desengaños y males amorosos, como la ya finada relación entre Albalá e Isabelita Pantoja, que ahora sale con Alberto Isla, concursante expulsado hace un par de programas. Albalá, que ha sido enviado a la isla para caldear un poco el ambiente, ha rajado de lo lindo de su expareja: «Divorciarme de ella ha sido lo mejor que he hecho en mi vida».

La Pantoja, indignada en plató, estalló contra Albalá: «Que siga con su vida, conmigo no va a encontrar nada. Parece que soy su fantasma del pasado, pero yo nunca he ido a un plató a hablar mal de él». Aparte de los enredos amorosos, la gala de este miércoles dio también para una prueba de recompensa en la que los concursantes tenían que adivinar el personaje que les habían escrito en la frente para poder comer.

Powered by WPeMatico