Arroz con guisantes

El arroz con guisantes es un plato elegante y creativo, que puede utilizarse como plato principal o acompañante en un menú. Puede formar parte de la cocina vegetariana, o también acompañarse de otros ingredientes en su preparación, como es el caso del pollo o la ternera, pescado, marisco, etc.

Además, el arroz con guisantes es un plato ideal para servírselo a los niños; su sabor es suave y contiene numerosos beneficios que ayudan a complementar y balancear la dieta cotidiana de los más pequeños de la casa.

arroz con guistantes

Ingredientes:

  • 300 g de arroz blanco
  • 600 mL de caldo de ave o vegetales
  • Una zanahoria grande
  • Un puñado de guisantes frescos
  • 200 g de jamón serrano
  • 100 g de queso parmesano
  • Un pimiento rojo
  • 150 mL de salsa de tomate
  • Una cebolla
  • Tres dientes de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Pimienta

Cómo preparar el arroz con guisantes:

  1. Cortar la cebolla, los pimientos y el ajo en trozos pequeños.
  2. Pelar y rallar la zanahoria.
  3. Preparar con aceite de oliva y sofreír los vegetales picados. Una vez la cebolla se transparente, bajar el fuego.
  4. Picar el jamón serrano en trozos pequeños, y agregar a la sartén. Subir el fuego, y sofreír junto con el resto de verduras. Si es necesario, agregar más aceite de oliva.
  5. Añadir los pimientos troceados y la salsa de tomate a la sartén, un poco antes de que el jamón se tueste. Dejar durante unos minutos a fuego lento, para que se concentre el sabor.
  6. Colocar una olla a fuego medio, con el caldo de ave o vegetales. Se recomienda utilizar el caldo de ave o de carne, ya que tiene más sabor que el caldo de vegetales.
  7. Una vez comience a hervir el caldo, salpimentar, y agregar el arroz. Bajar el fuego.
  8. Pasados 10 minutos, agregar el sofrito de verduras y el jamón a la olla. Dejar cocer durante otros 10 minutos.
  9. Pasado el tiempo, agregar los guisantes frescos. Estos tienen que estar a temperatura ambiente. Dejar hacer tres minutos más, y sacar del fuego. El arroz debe quedar húmedo, una vez listo. Si por el contrario queda seco, agregar un poco más de caldo y dejar por unos minutos hasta obtener la textura deseada.
  10. Servir con ayuda de un molde, y espolvorear queso parmesano por encima.

¡Anímate a preparar este plato, y disfrutar de un delicioso arroz! Además, por su jugosa y exquisita combinación, se puede utilizar como acompañante de cualquier plato proteico de carne.

Powered by WPeMatico